Better than a novela: Catfight entre las esposas y amantes de los mineros

La semana pasada puse un post sobre los mineros chilenos and their impending situation stuck in the belly of the earth. 3 months underground? 4 months? But God willing, they will survive. Aunque God only knows que situación vayan a enfrentar cuando finalmente regresen to the surface.

My mom alerted me of this story, which I actually found sad and comic at the same time…(mas sad que cómica, es cierto.) Resulta que ya salieron a relucir las supuestas amantes de algunos de los mineros, and as one would imagine, their legitimate wives are non too pleased!  “¡Cómo que cómo? Y tú de dónde?” Pues sí, ahora resulta que algunos de los caballerosos mineros, que tan seriecitos se ven, tenían su catedral pero también su capillita, como dicen por ahí. Y la situación is getting complicated porque las wives y las lovers quieren parte de la indemnización y los “monies” que un benefactor les está destinando a las familias. Ay ay ay. ¡Qué complicación!! Y parece que ya hubo guamazos entre ellas.

Las esposas de los mineros chilenos no están muy contentas que digamos. (Foto: La Gaceta. http://www.intereconomia.com)

Here’s an excerpt from the article on La Gaceta, a newspaper from Spain: (read it in full here.)

Estas promesas económicas han despertado las más bajas pasiones entre los familiares y allegados. Y tanto que los psicólogos que velan por la salud de los mineros han prohibido a los familiares hablarles de asuntos monetarios, al tiempo que han puesto sus servicios a disposición de las esposas que ahora enfrentan la infidelidad de sus maridos. Algunos de los hombres tienen niños de varias mujeres y algunas de ellas han llegado al campamento a hacer valer su reclamo.
“¡Él es mi hombre! ¡Él me ama y yo soy su devota esposa! ¡Esa no tiene derecho!”, repetía a viva voz Marta Salinas, la pareja con papeles de Yonni Barrios Rojas, uno de los mineros atrapados. Mientras, Susana Valenzuela, la amante de Barrios, insistía en que él tenía intención de dejar a su esposa por ella. En la película que los propios mineros han grabado, Barrios le pide a su amante que se ocupe de decirle a su gente que ya pagará la plata que debe.

Oy vey! Habrá que ver cómo se arreglan. Pero primero esperemos que los mineros salgan sanos y salvos. Y luego aguas! Porque como dice William Shakespeare: “Hell hath no fury like a woman scorned”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s